Hongos adaptógenos

Cargados de miles de antioxidantes y propiedades antiinflamatorias, estos poderosos organismos pueden modificar por completo la textura e hidratación de nuestra piel.

Su versatilidad no sólo se queda en la cocina, ya que recientemente se han convertido en un ingrediente cada vez más utilizado en cosmética para solucionar distintos aspectos del cuidado de la piel.

A pesar de no ser un compuesto conocido por muchos, un estudio realizado por el Molecular Diversity Preservation International (MDPI) afirma que son varios los tipos de hongos o setas, tales como shiitake, portobello y reishi, que se incorporan en distintos productos tales como cremas, lociones y sueros como parte principal de las fórmulas debido a sus efectos y beneficios.

Propiedades Antiedad

Los hongos contienen varias sustancias beneficiosas para revertir y prevenir los signos de envejecimiento de la piel, como líneas finas, arrugas y manchas. Las ceramidas, ácidos grasos omega 3, 6 y 9, el resveratrol y los carotenoides, entre otras, contienen propiedades antioxidantes muy poderosas ideales para combatir el envejecimiento de la piel.

Los hongos shiitake, en específico, posee un complejo que ayuda a inhibir la actividad de la elastasa, enzima que actúa sobre la elastina provocando su fragmentación y, como consecuencia, una pérdida de elasticidad en los tejidos que compromete la integridad y firmeza de la piel.

Propiedades Hidratantes

Los potentes antioxidantes y humectantes naturales encontrados dentro de los extractos de hongos pueden ofrecer un conjunto de nutrientes absorbibles, como el ácido láctico que hidrata y suaviza la piel seca y descamada; el quitina-clucan, un copolímero encontrado en la pared celular de varios hongos, cuyas propiedades humectantes lo convierten en un hidratante muy eficaz para la piel; al igual que las ceramidas, que no sólo cuentan con propiedades antienvejecimiento, sino que también son beneficiosos como agentes hidratantes epidérmicos.

Propiedades aclarantes

Las setas contienen ácido kójico, un compuesto fenólico comúnmente encontrado en varios tipos de hongos, cuyos efectos son útiles como aclarador natural de la piel, por lo que es cada vez más frecuente encontrarlo dentro de la fórmula de cremas, lociones y sueros para ayudar a tratar las manchas de la edad y decoloraciones.

Propiedades renovadoras

Los hongos también cuentan con beneficios exfoliantes que estimulan la rápida renovación de la dermis. Estos cuentan con antiirritantes y antioxidantes, como polisacáridos, triterpenos, proteínas, lípidos, fenoles y cerebrósidos, que estimulan el proceso de renovación natural y ayudan a mejorar la textura de una piel más uniforme.

NUESTROS ELEGIDOS EN TRAHUA

Un poco más de un año estuvimos trabajando, investigando y probando diferentes hongos adaptógenos que contuvieran los principios activos necesarios para ir en ayuda de los distintos tipos de piel y las distintas necesidades.

Te contamos sobre nuestros elegidos, una tripleta concentrada única de hongos adaptógenos que irán al rescate de tu piel.

  • HONGO REISHI. Mejora la resistencia de la piel contra el estrés, la calma, retiene la humedad y mejora la función de la barrera cutánea. Desinflama la dermis y ayuda a mejorar el enrojecimiento, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.
  • HONGO SHIITAKE. Son una gran opción para mejorar el tono de la piel, ya que ayudan a iluminarla, a atenuar las manchas oscuras y las cicatrices del acné y a tratar la hiperpigmentación.
  • HONGO CORDYCEPS. Cuentan con beneficios antiinflamatorios y antioxidantes. Se emplean para hidratar la piel, estimular la producción de colágeno y elastina, además de aliviar las afecciones inflamatorias.

Trahua cosmética consciente.